Xulia Alonso

Xulia Alonso Díaz, nace en A Rúa, Ourense, en el año 1961. Estudia Bachillerato y COU en el colegio diocesano Pablo VI de A Rúa y comienza estudios de Psicología en la Universidad de Santiago de Compostela en el año 1979. En Enero de 1981 accede a la plantilla de la Xunta de Galicia como auxiliar administrativa donde trabajará hasta septiembre de 2008, momento en que los motivos de salud la apartan del mundo laboral.

La irrupción del virus del sida en los años 80 y su adicción a la heroína, superada en 1985, serán claves para el desarrollo de su trayectoria vital, marcada por el diagnóstico como portadora del virus en Febrero de 1986. Futuro Imperfecto (Editorial Galaxia) se publica en noviembre de 2010 como un testamento vital para su hija Lucía, donde reconstruye los primeros años de juventud en Santiago de Compostela en la década de los 70, su relación con la droga y con Nicolás, marido y padre de su hija.

Entre los galardones recibidos por la autora cabe destacar el Premio Losada Diéguez de creación literaria en 2011, el XVII Premio Arzobispo San Clemente y el Premio Frei Martín Sarmiento en 2012.

Futuro Imperfecto se reedita en castellano en 2013, traducido por la propia autora, como parte del proyecto de Mar Maior.

La autora dice

Futuro imperfecto es un libro escrito en y desde la madurez emocional”.
Futuro imperfecto
ha sido una liberación absoluta y total”.
Futuro imperfecto
además de emociones pretende promover un espíritu crítico”.

En estas y en otras tantas frases resumió Xulia Alonso la esencia de su primera obra, ante un abarrotado salón de grados de la Facultad de Filología y Traducción de la Universidad de Vigo, en esta intervención imprescindible en la que explica al alumnado y profesorado el proceso de gestación de un libro autobiográfico en el que Alonso se sumerge en una parte de su vida marcada por las drogas y el amor por su compañero Nico, que falleció víctima del SIDA. Xulia, a la que los médicos le dieron un año de vida hace 30 años, es seropositiva y comparte su vida con su hija y la de Nico, Lucía, la verdadera destinataria de un libro, que asegura “no se escribió para ser publicado, si no por una necesidad personal de trasladar a un soporte estable lo que tenía en la memoria y no se podía perder”.

Títulos en catálogo